Miedo o alegría por el futuro del trabajo

Miedo o alegría por el futuro del trabajo

Para hablar del futuro del trabajo, primero tenemos que hablar de futuro.
Del latín futurus, futuro es aquello que está por venir e invoca, al igual que el pasado, un espectro de posibilidades como lo indicaba Stephen Hawkins. Es crear el futuro con responsabilidad teniendo referentes virtuosos, cívicos, morales, tales como la valentía, templanza, justicia, libertad y tolerancia, guiada por fuerzas espirituales cultivadoras de la confianza, hermandad y esperanza. Para ello se sustenta en acciones construidas en base al dominio de la razón creadora de asertividad, saberes dirigidos al bien común donde reinen los valores estéticos frente al desorden y el caos. Es una acción constructiva, con acciones consensuadas acompañando el o los procesos de transformación de la vida integral de la humanidad en todos sus ámbitos. Diría, Miguel de Unamuno, “Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado”.
Palabras clave: #miedo, #alegría, #futuro, #trabajo.

Tratar de predecir el futuro es como intentar conducir por un camino rural por la noche sin luces, mientras miras por la ventana trasera. (Peter F. Drucker)

A lo largo de la historia de la humanidad, el interés por el futuro está determinado por factores culturales, desde la predeterminación derivada de creencias ancestrales captadas a través de actos mágicos, proféticos, rituales hasta las acciones construidas con propósitos que implica conocer el pasado para pronosticar el futuro (Confucio) y acuerdos transversalizados por valores de convivencia cívica, construyendo escenarios para la toma de decisiones con criterios de sostenibilidad. Un ejemplo de ello es la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus objetivos de desarrollo integral.

EN ESE CONTEXTO EL FUTURO
Es una agenda de intervención donde se valoran las acciones y las correcciones necesarias para asegurar su veracidad y autenticidad. Esas agendas se construyen bajo acciones prospectivas valorando indicadores y asegurando su vigencia consensuada y vigilada. Se valoran tendencias para la implementación de acuerdos de adaptabilidad, se aseguran acciones públicas de articulación a propósitos de protección a los mundos de vida decente y revestidos de acciones en materia de derechos humanos, laborales y ambientales con transparencia; es decir, de responsabilidad social como valor de convivencia (Pacto Mundial de Responsabilidad Social). En definitiva, se trata de construir una vía que tiene como epicentro la educación y como referente el desarrollo científico tecnológico.

VER EL FUTURO DEL TRABAJO CON DIRECCIONALIDAD ÉTICA

Observar, valorar e interpretar con conciencia prospectiva sostenible el futuro, y fundamentalmente, en el mundo del trabajo, es una obligación ética. Así, por ejemplo; en el mundo del trabajo se trata de determinar su futuro, su gobernanza, las nuevas formas de producción y desarrollo. Desde luego, es importante la prospectiva para conocer hacia dónde va el trabajo y el empleo. En este contexto, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) desarrolla una agenda denominada “Trabajar para un futuro más prometedor”.

SE RECOMIENDA LA LECTURA:
Trabajar para un futuro más prometedor. Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo. Organización Internacional del Trabajo. Disponible: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—cabinet/documents/publication/wcms_662442.pdf

VER EL FUTURO DESDE LA ÓPTICA DE LAS TRANSFORMACIONES
Vivimos un presente signado por grandes transformaciones derivados de cambios sustanciales en los sistemas productivos, producto de las revoluciones científico tecnológicas que descolocaron la fábrica (industria) como centralidad de lo económico para dar paso a estructuras productivas descentralizadas, deslocalizadas, globalizadas e integradas en redes productivas teniendo como centralidad el internet. Ello implica en la práctica, una redistribución del trabajo en tres grandes segmentos: las nuevas modalidades de producción; la creciente demanda de servicios relacionados con el crecimiento y desarrollo de la gente, y la creación de nuevos símbolos.

Este proceso es observable como consecuencia de procesos de transformaciones en los sistemas productivos, hoy caracterizado como Industria 4.0, que consiste en la digitalización de los procesos de trabajo mediante los usos del Internet de las cosas, la inteligencia artificial, la big data, el blockchain, el cloud, la robotización creciente de procesos y la creación de un ecosistema integrado e inteligente, materia prima de las nuevas tendencia tecnológicas: entre ellas, el meta universo, interpretada como realidad virtual extendida en un ecosistema integrado en plataformas interactivas.

Miedo o alegría por el futuro del trabajo
Video Industria 4 0 – Explicado Fácilmente (Transformación Digital)
FUTURO DEL TRABAJO

Estos procesos observados están impactando el mundo del trabajo y en consecuencia el empleo. Aparecen nuevas profesiones y/o oficios articuladas a las nuevas formas de trabajo, evidenciando el fin de una era de trabajo, sustentada en relaciones laborales asalariadas y dependientes por nuevas formas de trabajo construidas en plataformas tecnológicas de intermediación o de trabajo colaborativo, jornaleros digitales así como procesos de trabajo domiciliados.

EL PROCESO DE TRANSFORMACIÓN EN EL MUNDO DEL TRABAJO.
Video Futuro del trabajo

https://www.youtube.com/watch?v=vlj15DhkZ4A

Miedo o alegría por el futuro del trabajo
TRANSFORMACIÓN ACELERADA EN EL MUNDO DEL TRABAJO

Asistimos a una transformación acelerada de las formas de articulación de lo laboral y, como consecuencia de ella; a la aparición de nuevas modalidades de trabajo y nuevos requerimientos de competencias derivadas del uso de las tecnologías.
Lo señala la Organización Internacional del Trabajo “El mundo del trabajo experimenta una profunda transformación. La globalización y la evolución tecnológica marcan nuevos caminos hacia la prosperidad, pero alteran las actuales formas de trabajo.”
EL ANÁLISIS ÉTICO DEL TRABAJO DEL FUTURO
El trabajo del futuro debe ser analizado desde una perspectiva ética, centrado en las personas como sujetos de derecho y de protección. Se debe ubicar la mirada como ciudadanos laborales universales, excluidos o desplazados del proceso, creando un sector social marginalizado o en condiciones laborales precarias. Ello implica, apostar por el desarrollo del capital intelectual mediante la formación y el desarrollo de las capacidades, aumentar la inversión en las instituciones así como invertir en el trabajo decente y sostenible; tal y como lo indica el objetivo 8 de la agenda 2030 de las Naciones Unidas.

TRABAJO DEL FUTURO COMPORTA NIVELES DE COMPLEJIDAD

El problema del trabajo del futuro comporta ciertos niveles de complejidad porque podemos estar asistiendo a una dinámica de determinación de lo tecnológico sobre lo social y laboral. Es imperativo evaluar el entorno socio técnico, que permite y privilegia el uso creciente de las tecnologías, para entender que el mismo debe ser el resultado de acuerdos institucionales donde se privilegie el empleo, el salario digno, la protección integral, la salud laboral a partir de acuerdos de carácter laboral en el sistema de relaciones laborales.

El futuro del trabajo es una construcción que no puede estar determinado por una simple visualización de sus efectos en términos de puestos que desaparecen o tendencia observable en las organizaciones por efectos de los nuevos requerimientos del empleo. El porvenir del trabajo en lo inmediato tiene componentes disruptivos donde los medios de trabajo se transforman y con ello las nuevas dimensiones espacio-temporales los negocios. Si la fábrica en la sociedad industrial fue el eje central, rector de los procesos de trabajo, en el actual esquema de automatización, con el uso intensivo de tecnologías disruptivas y la ampliación al área de los servicios, la dinámica del mercado laboral centra ahora su atención en el uso del internet como mecanismo articulado de las nuevas formas de trabajo de la sociedad

Les dejo esta reflexión final de Steve Jobs:

No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; sólo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo, en tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán, luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia. (Steve Jobs).

Te recomendamos leer: La cuestión laboral como clave del desarrollo sostenible

Referencias
  • De la Garza Toledo, E., & Neffa, J. C. (2001). El futuro del trabajo, el trabajo del futuro (pp. 11-31). Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales.
  • Oppenheimer, A. (2018). Sálvese quien pueda: El futuro del trabajo y los trabajos del futuro. Vintage Español.
  • Organización Internacional del Trabajo (OIT). El futuro del trabajo que queremos: un diálogo global en: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—cabinet/documents/publication/wcms_570288.pdf
  • Rodríguez, C. J. F. (2021). Presentación del debate” El futuro del trabajo ante los retos de la economía de plataformas y de la industria 4.0″. RES. Revista Española de Sociología, 30(3), 15

Yamile Delgado de Smith
(orcid.org/0000-0001-6297-4554)
https://scholar.google.es/citations?user=XPAo_9sAAAAJ&hl=es
www.yamilesmith.blogspot.com
@yamiledesmith

Miedo o alegría por el futuro del trabajo

Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith es Doctora y Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos con un Postdoctorado en Educación. www.yamilesmith.blogspot.com Twitter: @yamiledesmith Instagram: @yamiledesmith

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top