Asertividad y Autocontrol: 5 Consejos para dejar la Impulsividad

asertividad-autocontrol-impulsividad

La 94º edición de los premios Oscars será recordada por una situación que fue vista por muchos como ejemplo de impulsividad, falta de autocontrol y asertividad, por parte del actor Will Smith ante un comentario del también actor y comediante Chris Rock. Y es que las opiniones no se hicieron esperar en las redes sociales, unos a favor y otros en contra del actor quien reaccionó golpeando al cómico por un comentario que este último hiciera de su esposa Jada Pinkett.

Aunque muchos dicen que todo esto fue parte de un show mediático de Hollywood para ganar rating, otros dicen que si fue real la impulsividad del actor de la película “Soy Leyenda”. Sin embargo, más allá de que sea verdad o no, lo cierto es que no se puede dejar de pensar que esto fue visto por millones de personas en todo el mundo, los cuales aprobaron y desaprobaron la reacción de Smith, dejándonos en mente estas preguntas:

*¿Es esta la forma de reaccionar ante un comentario desagradable o de mal gusto? *¿Qué pasaría si reacciono de forma impulsiva cada vez que hacen un mal comentario de mí, o dicen cosas que no me gustan? *¿Debo golpear a todo aquel que dice algo negativo de mi o de algún familiar mío?

“Un hombre sin decisión de carácter nunca puede decir que pertenece a sí mismo…Pertenece a cualquiera que pueda cautivarlo”

John Foster

HABLEMOS DE LA IMPULSIVIDAD

Al hablar de impulsividad, nos estamos refiriendo a la tendencia de reaccionar de manera precipitada o no planeada ante circunstancias externas sin medir las consecuencias que esto trae a largo plazo. Este comportamiento es marcado por las emociones que sentimos en el momento, expresado por poco control de nuestros impulsos, trayendo sentimientos de culpa o arrepentimiento.

Las personas con problemas de impulsividad, suelen tener problemas en sus relaciones interpersonales debido a su baja tolerancia a sentimientos o emociones desagradables como: ansiedad, estrés, aburrimiento, frustración, enfado o enojo, produciendo una respuesta inmediata con el propósito de reducir su malestar a corto plazo.

“Como ciudad sin muralla y expuesta al peligro, así es quien no sabe dominar sus impulsos”

Proverbios 25:28 (Biblia DHH)

¿APRUEBAS LA IMPULSIVIDAD COMO RESPUESTA?

Muchas personas aprobaron la reacción de Will Smith, alegando que había estado bien en defender a su esposa. Lo cierto es, que al aprobar este comportamiento (haya sido real o actuado), sin darnos cuenta estamos aprobando la impulsividad como respuesta a cualquier situación que nos moleste o nos haga sentir incómodos. Pero, ¿no es acaso este tipo de respuesta la que conlleva a los conflictos? ¿te imaginas actuar así cada vez que te sientas incomodo con algo o alguien?

En el mundo y en la vida siempre nos encontraremos con personas que con o sin intención harán o dirán cosas para lastimarnos, pero dependerá de nuestra capacidad de autocontrol y dominio de nuestras emociones para actuar correctamente.

“Tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir al impulso”

Daniel Goleman

EL AUTOCONTROL ES LA RESPUESTA

Al hablar de autocontrol, nos referimos a la capacidad que tienen las personas de alterar sus propias respuestas e inhibir sus deseos inmediatos, con el fin de alcanzar metas e ideales propios a largo plazo. Esto nos hace pensar que somos nosotros quienes podemos elegir controlar nuestros propios deseos e impulsos, así como decidir cuales serán nuestras respuestas emocionales ante las situaciones que enfrentamos.

La forma en que regulamos nuestras emociones, pensamientos, conductas y deseos, son una muestra de nuestra capacidad de autocontrol como respuesta ante las circunstancias desagradables de la vida. Para desarrollar esta capacidad, debemos hacer del autocontrol un hábito, a tal punto de que sea una respuesta natural ante las adversidades.

“La primera y gran victoria es conquistarse uno mismo”

Platón

AUTOCONTROL: NO ES SER PASIVO SINO ASERTIVO

Quizás al leer este artículo estarás pensando ¿Acaso debo dejar que me ofendan para demostrar autocontrol? ¿Debo dejar de hacer valer mis derechos para que no piensen que soy impulsivo? ¡De ninguna manera!. No debes confundir el autocontrol con la pasividad. Una persona autocontrolada no deja vulnerar sus derechos, sino que los hace valer pero de la forma adecuada. Para ello debe hacerlo con asertividad.

La asertividad es la habilidad de expresar nuestras opiniones, ideas y sentimientos, así como de exigir nuestros derechos de forma clara, honesta, amable y consciente, sin hostilidad ni agresividad. Esta habilidad está muy relacionada con el autocontrol, ya que no se trata de reprimir tus sentimientos, sino de expresarlos de forma sensata, sin agredir a otros y sin consentir que nos agredan.

BENEFICIOS DE RESPONDER CON ASERTIVIDAD

Poseer asertividad nos permitirá desenvolvernos con serenidad y honestidad, defendiendo nuestros derechos y necesidades, pero respetando a los demás. Entre los beneficios que nos proporciona responder con asertividad tenemos:

Nos permite presentar nuestras ideas, opiniones, acuerdos o desacuerdos, de forma honesta y educada a la vez, manteniendo el respeto por los demás.

Elimina la posibilidad de que ocurran episodios de frustración o sentimientos de culpa, derivados de comportamientos impulsivos.

Propicia un ambiente saludable para las relaciones interpersonales, creando confianza y aceptación entre quienes lo componen.

Mejora nuestra perspectiva personal y de los demás, ya que nos permite ser más empáticos sin dejar de presentar nuestra opinión.

La asertividad es esencial para nuestra calidad de vida; nos provee tranquilidad y satisfacción personal, brindando ambiente agradable a todos aquellos que nos rodean.

5 CONSEJOS PARA CONTROLAR LA IMPULSIVIDAD

Se puede controlar la impulsividad a través del autocontrol de nuestras emociones, y fomentar la asertividad en nuestras respuestas. Para ello te recomendamos seguir los siguientes consejos:

1) Aprenda a autoconocerse ¿Qué situaciones le hacen ser impulsivo? ¿Qué sentimientos les genera: estrés, ansiedad, angustia, impotencia, frustración, ira? ¿Cómo reacciona ante esas situaciones?

2) Analice sus percepciones o puntos de vista. Aprenda a tener distintas perspectivas de las cosas, no dejándose guiar por sus ideas solamente.

3) Elimine los mecanismos de defensa que lo hagan estar predispuesto a reaccionar. Analice si tiene prejuicios, creencias erróneas o si es muy susceptible emocionalmente.

4) Desarrolle habilidades de comunicación verbal y no verbal. La asertividad no solo se expresa con palabras sino también con nuestros gestos y lenguaje corporal.

5) Deténgase a pensar antes de responder o actuar. Recuerde que su forma de actuar es una decisión personal, es decir nadie más lo puede hacer por usted.

“Disciplina es tener la capacidad de meterse a una cárcel y mantenerse en ella sabiendo que tienes en todo momento la llave en el bolsillo para salir”

Anónimo

Nota: Es importante entender y diferenciar entre la impulsividad como indisciplina de carácter, a aquellos síntomas de impulsividad que son característicos del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que está asociado a Trastorno del Espectro Autista (TEA). Leer más aquí en el enlace

CONCLUSIÓN

Mantener controlados tus impulsos, te ayudará a conservar la calma y experimentar mejores relaciones interpersonales. La sensación de satisfacción que se siente al poder mantener el autocontrol y saber responder con asertividad es algo que sin lugar a dudas trae paz mental y elevará tu autoestima.

Nunca es tarde. Puedes comenzar Hoy!

REFERENCIAS

Fischman, D. (2014). El Éxito es una decisión. Editorial Planeta Colombiana. Bogotá, Colombia.

-Poms, F. (2012) Neuropsicología de la impulsividad. Ediciones: Universitat de Lleida.

-Luna, P. (2021). Uno de mil caminos. Editorial: Letrame. México

Por Alexander Guerrero H.

Asertividad y Autocontrol: 5 Consejos para dejar la Impulsividad

Alexander Guerrero

Alexander Guerrero es escritor, conferencista, especialista en consejería bíblica con Diplomado en técnicas de modificación de la conducta. Ha servido en diferentes ministerios, como Pastor, Conferencista, Desarrollo Ministerial, Coordinador de Sistemas Celulares y Grupos pequeños, entre otros. En la actualidad se encuentra sirviendo junto a su esposa y tres hijas en la Iglesia Restauración de la Familia en Maracay, Venezuela.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top
Share via
Copy link
Powered by Social Snap