La Paz – Derecho Humano en Peligro de Extinción

La paz, significado, cultura, derecho humano

Hoy en día, la paz no es solamente un bien social sino un derecho humano que lamentablemente se encuentra en peligro de extinción. Todo ser humano tiene derecho a una paz duradera y digna, y es la educación la que nos permite desarrollar los conocimientos, actitudes y habilidades necesarias para convertirla en realidad.

La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz.”

Rigoberta Menchú

SIGNIFICADO DE LA PAZ

  • La paz como concepto viene del latín  pax que significa ”acuerdo, pacto”. Y convencionalmente se le definía como una situación en la que no hay guerra, ni hay luchas entre partes enfrentadas.
    • En el devenir histórico caracterizado por luchas territoriales, religiosas, económicas de dominación a través de la guerra; la paz se le definía como tregua, sosiego, litigio o desorden, descanso y reconciliación de las diferencias.
    • Como vivencia histórica de “un alto en el camino” de las confrontaciones, resultado de intereses, diferencias que concluían en tratados o rendiciones que implican un nuevo orden de dominación que impone condiciones de estabilidad o de sumisión, ha transmutado a una concepción que denota la conformación de un espíritu de conciencia expresado en contratos de convivencia social.
    • El concepto ha mutado a una construcción social, cuyo elemento contrario es la violencia estructural, derivado de la violación sistemática de los derechos humanos, donde impera la desigualdad y la injusticia.
    • La paz como sujeto con identidad propia y protagónica de una sociedad sostenible, activa procesos de negociación, acuerdos y mecanismos institucionales de solución de conflictos. Es un medio para combatir la barbarie, las agresiones territoriales, la guerra, los mecanismos de dominación y alienación cultural.

TECNOLOGÍA DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN (TIC) Y LA GUERRA

El uso intensivo de la Tecnología de Información y Comunicación (TIC), trae nuevos mecanismos de violencia. La mediática, reconocida en la comprensión del problema, como guerra de cuarta generación, donde las post verdades, los falsos positivos, los fake news, dominan la escena de vinculación social y comunicacional.

Esto es un jaque a la paz como valor social inalienable e innegociable y derechos de ciudadanía globalizada.

Su propósito es manipular y engañar, es una nueva forma de violencia de carácter cultural. A su vez, la guerra adquiere otra dimensión en los sistemas informacionales, plataformas de información y comunicación a través de los denominados ciberataques.  

LA PAZ COMO PROCESO CULTURAL

El proceso cultural y educativo debe evaluar de una manera activa estas nuevas modalidades de violencia derivadas de acciones totalitarias que destruyen la convivencia sana y equilibrada de las sociedades.

PRÁCTICA deriva a estructuras comportamentales de convivencia pacífica, movimientos sociales en defensa de la justicia, teniendo como columna vertebral la defensa y desarrollo de los derechos humanos, en lo político, social, económico y cultural. La paz es un bien colectivo y los ciudadanos tienen derecho a la paz, al desarrollo sostenible, armonizado con un ecosistema equilibrado y protegido. Todos tenemos derecho y deber a la paz justa, duradera y sostenible.

IDEARIO SOCIAL constructor de identidad con centralidad en los derechos humanos, implica acciones regulatorias y se construye sobre virtudes cívicas de convivencia social frente a la violencia, con desarrollo social y responsabilidad social integral.

VALOR SOCIAL implica justicia, solidaridad, libertad, reconocimiento a las diferencias, a la autodeterminación de los pueblos y al derecho sostenible.

Bajo esta concepción, constituye un derecho colectivo denominado en la teorización de los derechos humanos como instancias de convivencia de tercera generación. Es un proceso unificador del ser humano permea a todas las instancias de la vida social construyéndose en el pilar de soporte de la vida.

Lee tambien: La educación: el camino para una cultura de paz

VIDEO: Las Naciones Unidas actúan por los derechos humanos.

LOS SÍMBOLOS DE LA PAZ

  • Los símbolos son estructuras visuales, representaciones iconográficas de un hecho, una realidad consensualmente aceptada, una idea, un proceso, un concepto que los sintetiza, con fuerza interpretativa, agregándole un valor comunicacional simple a través de los cuales, simbólicamente se le atribuye fuerza unificadora y activadores de proceso de reconocimiento, recogimiento e identidad o de rechazo por la percepción social que ella representa, por razones ideológicas, políticas o religiosas.
  • A lo largo de la historia nos han acompañado formas simbólicas de identidad. Cada religión expresa la fuerza de sus creencias con símbolos. Por ejemplo: para la comunidad cristiana, la Cruz; para la comunidad judía, la Estrella de David, y para la comunidad musulmana, la Media Luna.
  • En el caso que nos atañe la simbología de la paz tiene como icono representativo una paloma blanca. Es de indicar que la paloma blanca con una rama de olivo tiene una fuerza unificadora para la sociedad como símbolo de paz.

“El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.”

Teresa de Calcuta

LA PAZ EN DISTINTAS DIMENSIONES

La progresividad de los estudios acerca de la paz como sujeto de investigación y análisis crítico permite hablar de la paz positiva; la paz negativa; la paz imperfecta, y de la paz perpetua, término acuñado por Emmanuel Kant, en su libro “La Paz perpetua”.

Una civilización estructurada sobre la base de la razón práctica, de valores cívicos sostenible como propuesta de convivencia, es indudable que debe abogar por la construcción de un ideario cultural sostenible.

La paz es contraria a la barbarie, y a cualquier manifestación de violencia, en tanto privilegia y educa para la preservación planetaria y la convivencia republicana signada por la justicia social y la libertad, con solidaridad, cooperación abogando y protegiendo los derechos de ciudadanía.

Una paz positiva es un escenario de libertad y de justicia.

LA PAZ POSITIVA hace énfasis en la justicia y el desarrollo, en la satisfacción de necesidades de seguridad, bienestar, libertad e identidad; por tanto, la paz deja de ser la ausencia de guerra. Es pensar en la paz desde la paz y no desde la violencia. Mandela al respecto decía y con mucha razón “El camino para la paz es la paz”.

La PAZ NEGATIVA dirige sus esfuerzos a superar la violencia directa, la estructural y la cultural. Al respecto la violencia, de acuerdo al John Galtung, se manifiesta en distintos ámbitos, a saber:

“La violencia directa puede dividirse en verbal y física, y en violencia que daña cuerpo y mente o espíritu.  La violencia estructural se divide en política, represiva y económica, de explotación; respaldada por la penetración, segmentación, fragmentación y marginación estructurales. 

La violencia cultural se divide por su contenido (religión, derecho e ideología, lenguaje, artes, ciencias formales/empíricas, cosmología–cultura profunda) y por sus transmisores (escuelas, universidades, medios de comunicación)”.

La concepción acerca de la paz tiene sus implicaciones en términos de políticas públicas y de prácticas de ciudadanía, por cuanto se trata de privilegiar la minimización de la violencia sin avances de institucionalidad sobre los valores democráticos, de justicia o complementarlos; surgiendo así, una vía intermedia; la llamada PAZ IMPERFECTA donde se trata de conciliar ambos aspectos.

Se acepta universalistamente la propuesta según la cual “la paz no es lo contrario de la guerra sino la ausencia de violencia estructural, la armonía del ser humano consigo mismo, con los demás y con la naturaleza. La paz no es una meta utópica, es un proceso. No supone un rechazo del conflicto; al contrario, los conflictos hay que aprender a afrontarlos y a resolverlos de forma pacífica y justa”.

Lo deseable es disponer de una PAZ PERPETUA, donde sea un fin y no un medio a través del cual operan los mecanismos de la dominación.

LA PAZ COMO DERECHO HUMANO Y EDUCACIÓN

  • Todo ser humano tiene derecho a una paz sostenible, duradera y digna. Ello implica respeto y práctica pública de los derechos humanos con justicia y reconocimiento a la diferencia contra la violencia en todas sus manifestaciones.
  • Educar para la paz es disponer de espacios de formación, concientización y desarrollo de competencias cívicas ciudadanas que faciliten y viabilicen la convivencia pacífica.
  • La educación para la paz permite desarrollar conocimientos, actitudes, habilidades y acciones comportamentales donde la justicia,  la libertad,  la tolerancia,  la templanza, la cooperación y la solidaridad sean los fundamentos de una sociedad civilizada donde puede imperar la paz perpetua; que al decir de Emmanuel Kant,  en su libro sobre La paz perpetua,  no es más que el triunfo de la razón práctica sobre la barbarie convirtiéndola en un fin y no en un medio para evitar la guerra y violencia.

“Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.”

Albert Einstein

LECTURAS RECOMENDADAS

Referencias
Fisas, V. (2011). Educar para una cultura de paz. Quaderns de construcció de pau, 20(1), 2-10.
González, P., Hernández, F., & Prats, G. (2020). Mecanismos alternativos en la solución de conflictos para la construcción de una cultura de paz. Revista ciencias de la documentación, 15-23.
Hinojosa-García, M. B., & Vázquez-Gutiérrez, R. L. (2018). La familia como elemento mediador entre la cultura de paz y la violencia cultural. Justicia, (34), 434-455.
Marej, K. (2022). Paz positiva: propuestas para un paradigma integrador. Revista Latinoamericana Estudios de la Paz y el Conflicto, 3(5), 53-74.


Por: Dra. Yamile Delgado de Smith
Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos. Postdoctorado en Educación.
(orcid.org/0000-0001-6297-4554)
https://scholar.google.es/citations?user=XPAo_9sAAAAJ&hl=es
www.yamilesmith.blogspot.com
@yamiledesmith. Instagram: @yamiledesmith

La paz un bien social www.redargentina.com

La Paz – Derecho Humano en Peligro de Extinción

Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith es Doctora y Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos con un Postdoctorado en Educación. www.yamilesmith.blogspot.com Twitter: @yamiledesmith Instagram: @yamiledesmith

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top