Salud Espiritual – 8 Consejos para Crecer

8 consejos para mejorar salud espiritual

¿Qué es la espiritualidad?, ¿qué es la salud espiritual?, ¿cómo lograr la salud espiritual?, ¿cómo crecer espiritualmente? Son algunas de las inquietudes que surgen en quienes desean encontrar sentido a su vida con paz y nobles propósitos.

La espiritualidad (del latín spiritus, espíritu), es una vía que permite a las personas encontrar sentido a su vida, esperanza y paz. Son muchas las maneras para encontrar la espiritualidad y las personas las encuentran a través del arte, la música y la religión, por citar tan solo algunos ejemplos. La espiritualidad da salud y larga vida.

¿QUÉ ES LA SALUD ESPIRITUAL?

Es un estado de bienestar, tranquilidad, paz y armonía con equilibrio. La salud espiritual se manifiesta por la búsqueda de una vida con nobles propósitos para dar sentido a la vida. La salud espiritual se logra cuando las personas se sientes en paz con la vida y logra encontrar esperanza y consuelo.

La salud espiritual es una de las cuatro dimensiones de la salud humana junto con las dimensiones física, social y mental (intelectual y emocional), y se constituye como uno de los aspectos básicos de la salud.

Sigue leyendo.

3 CLAVES DE LA SALUD ESPIRITUAL Y EL SENTIDO A LA VIDA

1.-Misión. El sentido de la vida se puede encontrar a través de un plan de vida, metas a cumplir, proyectos por desarrollar.

2.-Amor. El sentido de la vida se puede encontrar a través del amor. El amor es el vínculo de afecto que nace de la valoración del otro e inspira el deseo de su bien.

3.-Contemplación. El sentido de la vida se puede encontrar a través de la contemplación. Se trata de la observación atenta de manera tranquila con la disposición de disfrutar los pequeños placeres del día a día.

Recomendamos leer: La ansiedad, sus síntomas y cómo mejorar la salud mental

8 CONSEJOS PARA LOGRAR LA SALUD ESPIRITUAL

1.- Disfrutar. Disfrutar el baile, música, arte, pintura, lectura, deportes, senderismo, viajes y paseos ayuda en la salud espiritual. La idea es tener una experiencia que sea de alegría con alguien o algo.

2.- Religión. Algunas personas encuentran el sentido de la vida a través de los rituales y la práctica de la religión y ello ayuda en la salud espiritual. Se trata de la religión como el conjunto de creencias religiosas, de normas de comportamiento y de ceremonias de oración que son propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad.

3.- Mirada positiva. Mirar la vida con fe y esperanzas ayuda a la salud espiritual. Las personas positivas saben que de las adversidades pueden salir cosas brillantes, por lo que siempre tratan de hallar el lado positivo de las situaciones para no agobiarse con las dificultades.

4.- Contacto con la naturaleza. Estar conectados al aire libre o fuera de la ciudad ayuda en la salud espiritual. El contacto con la naturaleza, estimula la creatividad, disminuye el estrés, aumenta la autoestima y el autocontrol. Y destaca, entre sus beneficios que ayuda a escucharnos a nosotros mismos.

“Tropezamos y caemos constantemente incluso cuando estamos iluminados. Pero cuando estamos en la oscuridad espiritual, ni siquiera sabemos en qué hemos caído” Thomas Merton.

Sigue leyendo.

5.- Ayudar a los demás. Algunas personas sienten mayor bienestar cuando pueden ayudar a los demás. Se puede ayudar a los demás de muchas formas. Puede ser haciendo trabajo voluntario, al ser amable con las personas que no conoce, o dándole una mano a un amigo que necesita ayuda. Estas iniciativas ayudan en la salud espiritual.

6.- Evitar sentimientos de culpa. Todos cometemos errores y hay que superarlos. Reconocerlo ayuda en la salud espiritual. Debe superarse la sensación interna permanente de haber hecho algo malo, de ser mala persona, de hacer daño a los demás, de haber infringido alguna ley, principio ético o norma, tanto en situaciones reales como imaginarias.

7.- Misericordia de ti misma. Reconocer que necesitamos ayuda con nuestro propio cuidado concediéndonos permiso para ser humanas ayuda en la salud espiritual. Representa el trato compasivo. 

8.- Gratitud. El único exceso permitido en la vida es el exceso de gratitud. Algunas personas se sienten más conectadas cuando están agradecidas, dan las gracias por los favores y atenciones recibidas.

“La búsqueda de la espiritualidad no es un beneficio añadido a nuestra vida, algo en lo que te embarcas si tienes tiempo e inclinación. Somos seres espirituales en un viaje terrenal. Nuestra espiritualidad construye nuestro ser.” John Bradshaw

CÓMO CRECER ESPIRITUALMENTE

  • Medita. Crece espiritualmente aumentando tu conciencia plena y alejándote de las preocupaciones de la vida cotidiana. La meditación puede producir un estado de relajamiento profundo y una mente tranquila. 
  • Ora. Crece espiritualmente a través de la oración y concéntrate en mejorar la calidad de tus oraciones. Ponerse mental y anímicamente ante la presencia de Dios, de una divinidad, de un santo, por ejemplo.
  • Trabajo voluntario. Crece espiritualmente a través de tender las manos a quien requiera tu ayuda. Éste se realiza sin esperar una remuneración a cambio.
  • Empatía con los demás. Crece espiritualmente a través de escuchar y comprender cómo se sienten las personas. Se trata de tener sensibilidad por los semejantes.
  • Asiste a servicios religiosos. Crece espiritualmente a través del acercamiento con una iglesia, templo, mezquita u otro centro religioso que comparta algunas de tus creencias.

Recomendamos leer: 12 SEÑALES DE ALERTA PARA EVITAR QUE LA ANSIEDAD SE CONVIERTA EN UN TRASTORNO

BENEFICIOS DE LA SALUD ESPIRITUAL

Hay quienes señalan que una persona y su grado de espiritualidad están asociada con una mejor salud, calidad de vida y en la velocidad de recuperación de las enfermedades. Entre sus beneficios destacan:

1.- Mejora la autoestima. El conjunto de percepciones, pensamientos, sentimientos y tendencias de comportamientos dirigidos hacia uno mismo, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter.

2.- Mejora el sistema inmunológico. La defensa del cuerpo contra infecciones y enfermedades. Reconoce las células que componen nuestro cuerpo e intenta deshacerse de cualquier cosa desconocida.

3.- Disminuye el estrés. Las reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa merman.

4.- Mejora la calidad de vida. Estas coinciden en buena medida con el tipo de vida que cada persona desea tener porque percibe que estas le dan estabilidad.

5.- Ayuda a tener una actitud positiva en momentos de crisis. Se trata de salir adelante y no quedar paralizados ante situaciones tensas. Se debe asumir con valentía los desafíos de la vida.

Recomendamos leer: Migración y el síndrome del nido vacío

En conclusión:

La salud espiritual es de vital importancia para lograr mantener un equilibrio total en nuestras vidas. La espiritualidad es un aspecto esencial de nuestra salud integral; nos proporciona significado, propósito, fortalece nuestra fe, mejora nuestra autoestima, nuestra salud mental y física.

Al crecer espiritualmente, nos convertimos es personas decididas, productivas, capaces de enfrentar cualquier desafío que se nos presente en la vida.

Tendremos la fuerza para seguir adelante y superar cualquier obstáculo que encontremos en nuestro camino, porque no confiamos solamente en nuestras fuerzas o nuestro conocimiento, sino que entendemos que existe una fuerza superior.

Te animamos a seguir leyendo como mejorar tu salud de una manera integral. Deseamos inspirarte y motivarte alimentar tu mente con pensamientos positivos que te ayuden a vivir una vida saludable, feliz, prospera y con propósito.

  • Referencias
  • De la Torre Díaz, F. J. (2021). Espiritualidad y salud.
  • Hoyo, D. E. H., Losardo, R. J., & Bianchi, R. I. (2021). Salud plena e integral: un concepto más amplio de salud. Revista de la Asociación Médica Argentina, 134(1).
  • Magnanelli, J. P. (2021). Maestros de la espiritualidad cristiana y resiliencia. Una aproximación desde la psicología de la salud. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, 6.
  • Navas, C., & Villegas, H. (2006). Espiritualidad y salud. Revista ciencias de la Educación, 1(27), 29-45.
  • Ullmann, L. (1989). La salud es espiritual. Foro Mundial de la Salud (OMS), 10(1), 90-5.

Por: Dra. Yamile Delgado de Smith
Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos.
Postdoctorado en Educación.
www.yamilesmith.blogspot.com
Twitter: @yamiledesmith. Instagram: @yamiledesmith

Salud Espiritual – 8 Consejos para Crecer

Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith es Doctora y Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos con un Postdoctorado en Educación. www.yamilesmith.blogspot.com Twitter: @yamiledesmith Instagram: @yamiledesmith

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top