3 Conceptos de la Psicología Humanista que Transformarán tu Vida   

psicologia humanista

¿Cómo la psicología humanista transformó mi vida?

Durante mi adolescencia, yo era una joven muy optimista, llena de sueños esperanzas, y deseos de hacer una diferencia en el mundo.

Pero al hacerme mayor, empecé a darme cuenta de toda la maldad que había en las personas y de lo injusta que era la vida; por esa razón, mi perspectiva alegre y positiva de la vida se transformó, poco a poco, en una de enojo y decepción.

Para mi decimoctavo cumpleaños, recibí uno de los mejores regalos de mi vida, el libro “Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”, de Stephen Covey.

Después de leerlo, sentí que algo se había transformado dentro de mí; ¡este libro cambió mi vida!

Me ayudó a ver el mundo y las personas que me rodean de una manera diferente, a reconocer que tengo la capacidad de realizar mi máximo potencial y a darme cuenta de que puedo elegir quién quiero ser, independientemente de los acontecimientos adversos que hayan afectado mi vida.

Estos son sólo algunos de los principios vitales extraídos del libro que han influido mi visión de la vida. Me sorprende que, sin saberlo, estaba aprendiendo y practicando muchos de los conceptos básicos de la psicología humanista.

Las teorías de la psicología humanista han impactado a miles de personas en todo el mundo, incluyéndome a mí y nos han ayudado a darnos cuenta de que tenemos la capacidad de convertirnos en mejores personas, superar los obstáculos, alcanzar nuestras metas y vivir vidas más felices y satisfactorias. 

La perspectiva humanistica es un enfoque de la psicología que hace hincapié en el estudio y la comprensión de la persona como un todo.

3 Conceptos de la Psicología Humanista

La psicología humanista nos enseña que cada persona posee:

  1. Un potencial intrínseco de crecimiento
  2. La capacidad de elegir su propio comportamiento
  3. Una necesidad inherente de encontrar un significado y un propósito en la vida.

La psicología humanista trata de responder a la pregunta: ¿qué significa ser humano? Y se han inspirado en las ideas filosóficas de los antiguos griegos, los europeos del Renacimiento y los cristianos, que debatieron durante siglos sobre todas las cualidades especiales que nos identifican y hacen humanos.

A finales de los años 50, la psicología humanista nació como una reacción y una protesta contra las perspectivas psicológicas predominantes, el conductismo y el psicoanálisis. Estos métodos se concentraban principalmente en un método más científico y mecánico de analizar la mente y el comportamiento, sin tener en cuenta la importancia de los valores, las emociones, el significado y el individuo; la subjetividad. Muchos psicólogos criticaron estas perspectivas por su falta de empatía y comprensión de las necesidades individuales de cada persona diferente.

Se hizo evidente que estos métodos no podían utilizarse en el análisis completo de la complejidad del ser humano y no podían ayudar en la búsqueda humana de significado, propósito y aceptación.

Psicología Humanista
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Entre los fundadores más destacados de la psicología humanista se encuentran Abraham Maslow, Carl Rogers, Rollo May, Sydney Jourard y muchos otros. El Journal of Humanistic Psychology se creó en 1961, seguido de la fundación de la American Association for Humanistic Psychology un año después.

La teoría del yo y de la personalidad de autorrealización de Abraham Maslow es uno de los fundamentos de la perspectiva humanista, Maslow tenía la visión de una rama de la psicología que tiene en cuenta a la persona en su totalidad, basada en el estudio de individuos sanos, funcionales y creativos.

Carl Rogers desarrolló la práctica de la terapia centrada en el cliente durante la década de 1940, que acabó convirtiéndose en el marco de todas las psicoterapias clínicas posteriores. Contribuyó en gran medida al movimiento humanista e hizo hincapié en la teoría de la empatía como forma de conectarse con el cliente y comprender su visión del mundo para ayudarle a resolver sus problemas. (Buhler, 1971; Elkins, 2012 Schneider, Bugental y Pierson, 2001; ahpweb, s.f.). 

Los Valores Centrales de la Psicología Humanista son:
  1. La psicología humanista es el estudio de una persona como un todo y enfatiza que el comportamiento de una persona no puede ser estudiado únicamente dividiéndolo en partes.
  2. Los humanistas creen que cada persona tiene una conciencia y una responsabilidad y es capaz de elegir su propio curso de acción y comportamiento.
  3. Así mismo, la psicología humanista afirma que toda persona tiene el potencial de crecer y autorrealizarse y, además, los psicólogos deben centrarse en comprender la propia subjetividad, las emociones, los valores, la espiritualidad, la creatividad y los objetivos de la persona para poder ayudarla eficazmente.
  4. En la investigación, la psicología humanista utiliza métodos cualitativos que les permiten comprender la subjetividad de las personas a través de la observación participante, en lugar de métodos objetivos cuantitativos, que no pueden explicar la complejidad del ser humano. (Humanista, s.f.; Pastorino & Doylle-Portillo, 2012; Psychlotron, s.f.; Schneider, Bugental, y Pierson, 2001). 

Igualmente importante, el objetivo de los humanistas es conectarse de una manera más profunda con cada persona para ayudarla a mejorar su vida a nivel individual.

El concepto de la terapia centrada en el cliente de Carl Rogers sigue la idea de que, para entender el comportamiento de una persona, hay que comprender cómo se ve a sí misma y cómo percibe los acontecimientos que la rodean; en otras palabras, el psicólogo debe imaginarse en las circunstancias de la otra persona. También afirmaba que las personas serían capaces de desarrollar su potencial si tenían una imagen positiva de sí mismas. Muchos psicólogos están de acuerdo con sus teorías y las ponen en práctica en todo el mundo. (Humanista, s.f.; Pastorino y Doylle-Portillo, 2012; Schneider, Bugental y Pierson, 2001). 

Además, la psicología humanista se diferencia de otras en que estudia a los individuos que han alcanzado su máximo potencial a pesar de las adversidades y siguen siendo miembros ejemplares de la sociedad.

En cambio, otras perspectivas se concentran en el estudio objetivo de los enfermos mentales o en experimentos mecánicos. Los psicólogos humanistas no se oponen totalmente a las otras perspectivas, están de acuerdo en que son válidas dentro de sus dominios, pero al mismo tiempo quieren que el campo de la psicología incorpore más ampliamente las teorías humanistas en todos los enfoques.

Sin embargo, muchos psicólogos critican la perspectiva humanista diciendo que no es científica, que carece de objetividad y que adopta una visión ingenua, optimista y positiva del mundo. (Elkins, 2012; Humanista, s.f.; Pastorino y Doylle-Portillo, 2012; Schneider, Bugental y Pierson, 2001).

No obstante, la psicología humanista ha hecho grandes aportaciones a la psicología moderna. Ha puesto en primer plano la necesidad de una psicología más centrada en la persona que entienda cómo los humanos son seres asombrosos, complejos e intrínsecos capaces de los mayores actos de amor y sacrificio y, al mismo tiempo, capaces de los peores actos contra su propia especie.

El enfoque de la terapia centrada en la persona ha ayudado a muchas personas a encontrar el sentido de sus vidas y a superar sus dificultades.

También les ha ayudado a comprenderse mejor a sí mismos, a interactuar con los demás de una forma más saludable y a vivir una vida orientada a objetivos. (Bugental, 1992; ahpweb, s.f.) 

Sin duda, la psicología humanista ha influido e impactado mi vida grandemente. Debo mucho de lo que soy hoy a mi fe en Dios, a mi familia y a esta maravillosa perspectiva de la condición humana.

Todo lo que hago, la forma como me enfrento a los problemas, como me relaciono con los demás y como cuido de mi familia se basa en lo que he aprendido de este enfoque.

Ahora soy capaz de ayudar a otras personas, escuchar sus problemas e incluso darles buenos consejos. Usualmente en mi casa, asumo el papel de terapeuta familiar.

Yo he visto la influencia positiva de la psicología humanista no sólo en mi vida, sino también en la de mi esposo. Su experiencia de vida es un ejemplo perfecto de cómo un enfoque humanista de la terapia puede ayudar a una persona quebrada emocionalme a alcanzar su potencial pleno, independientemente de lo difícil que haya sido su vida.

Mi esposo, Norberto Salcedo, fue abandonado por sus padres a una edad muy temprana y se vio obligado a luchar contra la pobreza extrema durante la mayor parte de su vida. Fue criado por extraños, de casa en casa, sin poder siquiera asistir a la escuela.

A los 11 años, su madre lo encontró y lo llevó a su casa, pero resultó que esto solo le haría más daño. Aunque lo inscribió en la escuela, solo pudo terminar el segundo grado porque después de solo dos años, ella lo abandonó nuevamente.
El solo tenía 13 años cuando se quedó solo en el mundo, sin dinero para poder comprar comida, ni un lugar donde vivir.
Sufrió hambre, enfermedades y un dolor emocional extremo.

Sin embargo, un día encontró refugio y descanso en una iglesia cristiana, donde le enseñaron a curar sus heridas emocionales con el amor de Dios.
Empezó a leer y a aprender de la Biblia y también de libros de inspiración y motivación, y se convirtió en líder de los jóvenes de su iglesia. Nadie se había dado cuenta, pero a lo largo de su vida el había tenido un potencial extraordinario, una inteligencia, una memoria asombrosas y unas habilidades únicas.

Uno podría pensar que, debido a los trágicos acontecimientos que el sufrió, el se convertiría en un adulto lleno de odio, amargado, un adicto o un delincuente; sin embargo, gracias a que encontró algo diferente, una perspectiva positiva del mundo, superó todos los estereotipos y ahora lleva una vida de éxito.

Sin haberse graduado de ninguna escuela superior, el se convirtió en un líder espiritual en su iglesia, en un webmaster y en un diseñador gráfico. Construyó un negocio online exitoso y estableció su propio ministerio cristiano.

Y lo que es más importante, encontró el amor y la aceptación y ahora tiene una familia amorosa.

Las lecciones de vida que aprendió en la iglesia y en los libros de autoayuda le ayudaron a darse cuenta de que tenía un propósito en la vida, que el era importante, que tenía un gran potencial y que su atormentado pasado no le definía a él ni a su futuro.

Aprendió que tenía libre albedrío y que podía elegir quién quería ser y qué quería hacer con su vida. Eligió ser feliz a pesar de todo lo malo que le había pasado. Esta fue la terapia humanista de la psicología humanista que le salvó la vida. 

En conclusión:

El movimiento humanista concientizo al campo de la psicología sobre la necesidad de una ciencia más humana que se centrara en la persona en su totalidad y tuviera en cuenta todo lo que ésta representa emocional, intelectual y espiritualmente. La psicología humanista ha aportado muchas contribuciones al cuerpo de investigación y al estudio del comportamiento humano y ha ayudado a muchas personas a encontrar un propósito y un sentido a sus vidas.

La psicología humanista nos recuerda lo que significa ser humano: que cada persona es única y especial a su manera, y que los individuos no pueden reducirse a simples ideas de estímulo y respuesta. Ninguna otra perspectiva psicológica ha influido tanto en la salud social, emocional, espiritual y mental de nuestra sociedad en su conjunto (ahpweb, s.f.), ha motivado a miles de personas a alcanzar mayores aspiraciones y a luchar por cumplir sus sueños.

El filósofo estoico Epicteto (nacido hacia el año 50 de la era cristiana) escribió:

Tu felicidad depende de tres cosas, todas las cuales están en tu poder: tu voluntad, tus ideas sobre los eventos en los que te involucras y el uso que haces de tus ideas. 

Epicteto

Conoce las mejores frases de Epicteto en el Blog de Diario Estoico

Yo estoy totalmente segura que esto es cierto. Por mucha maldad, injusticia y dolor que haya en el mundo, hay personas buenas que pueden hacer grandes cosas, como los héroes de la historia que sufrieron mucho pero se levantaron por encima de todo y acabaron triunfando.

La psicología humanista ha tenido un profundo impacto en mi vida; me ha hecho mejor persona, y me ha ayudado a vivir una vida feliz y plena con mi familia y amigos. Estoy deseando compartir mis conocimientos y experiencias con mis hijos y ayudarles a ser lo mejor que puedan ser. 

Aprende también 8 consejos para cuidar la salud mental

Por: Yeszenia Gulloso.

“En Honor a Norberto Salcedo”

3 Conceptos de la Psicología Humanista que Transformarán tu Vida   

Yeszenia Gulloso

Yeszenia Gulloso es Técnico Licenciada en Ciencias Radiológicas R.T. (R)(CT) (ARRT), escritora motivacional, emprendedora, y madre de Allyson y Bryan. www.redargentina.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top