La Oración es Poder: 8 Recomendaciones y Beneficios para la Vida

La oracion tiene poder

La oración es poder porque es un camino a partir del cual nosotros, los seres humanos, nos acercamos y conectamos con la divinidad a través de un diálogo intencional y amoroso, cargado de la más pura convicción en aquello en lo que fervientemente creemos pero que no podemos ver.

Surge de la necesidad y el deseo en lo más profundo de nuestro ser, bien sea para encomendarse, agradecer o simplemente pedir socorro ante una determinada situación. En este articulo hablaremos de 8 recomendaciones y beneficios de la oracion para nuestra vida.

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.

San Agustín (354-430) Obispo y filósofo.

Indicar que se trata de una práctica que se ha realizado a lo largo de la historia de la humanidad nos permite comprender que la oración supera cualquier tipo de creencia religiosa, de allí que se le considere tan poderosa.

Muchas personas coinciden en que se trata de un hábito que ha de cultivarse día a día y que debe tener un lugar especial en nuestras vidas; asimismo, es importante recalcar que no basta solamente con el querer, también hay que tener disposición; por tal motivo compartimos 8 recomendaciones para elevar el poder de tu oración y, en consecuencia, reconocer los variados beneficios que esto puede traer a tu vida.

¿QUÉ SIGNIFICA ORAR?

En esta oportunidad, con orar nos referimos a la acción en la cual nos dirigimos oral o mentalmente a una figura religiosa superior o una divinidad, bien sea pararealizar una petición, agradecer o comunicar algo. Desde el punto de vista bíblico, orar es dirigirse a Dios, como nuestro creador y Padre Celestial con la finalidad de comunicarnos con Él. Al orar se realiza un diálogo, una conversación que puede materializarse en diversas formas.

Al significado bíblico de orar se le asocia otro término ampliamente utilizado y que muchos lo consideran como su sucedáneo: rezar; no obstante, la iglesia católica ha insistido a lo largo de los años que tanto orar como rezar tienen significados diferentes, con cierta relación entre sí, pero disímiles. Es así como señalan que, orar es elevar el espíritu hacia Dios.

Se trata de buscarlo en todas las acciones para agradecer lo recibido o pedir su intercesión en una determinada circunstancia. Algunos entendidos sostienen que cuando se trata de orar es en silencio, para uno mismo; mientras que cuando se trata de rezar es en voz alta, para que se pueda escuchar. En este sentido, rezar es recitar, y la iglesia católica recita versos u oraciones a los santos o a los ángeles.

LA ORACIÓN

En un sentido bastante general, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, la oración consiste en la acción y efecto de orar, también en la articulación de palabras generalmente sujetas a una fórmula establecida por la liturgia o el culto, desde la elocuencia y con fines de persuasión.

En un sentido religioso, se trata de entablar una comunicación intencional con la divinidad, se asocia al hecho de encomendarse al Señor o a los dioses o simplemente establecer un diálogo con ellos para pedir socorro y/o sostén ante determinada situación.

La oración es poder porque implica una plegaria o deprecación a una entidad divina. Puede estar previamente estructurada y ser repetida de forma rutinaria (rezar); también puede ser creada genuina y espontáneamente por un individuo en una situación particular y con sus propias palabras (orar), por lo general, dentro de la jerga de la religión que se practica.

La oración puede tener diversos propósitos: agradecer, pedir, sentirse escuchado, revelar situaciones, confesarse, expresar sentimientos, cumplir con una rutina, entre otras.

LLa oración es poder y se encuentra presente en absolutamente todas las religiones, no se circunscribe exclusivamente a alguna de ellas, por cuanto el fin último es lograr conectarnos con nuestras raíces espirituales y sentir que somos escuchados por la divinidad en la cual el individuo ha depositado sus creencias. Dicho lo anterior, es importante tomar en cuenta que la forma en la que se haga la oración puede variar en atención a la religión que se profese, las particularidades religiosas y desde luego, la finalidad.

Surge por una necesidad que nace en el individuo desde lo más profundo de su ser, de buscar refugio, de buscar al padre para hablar con él y compartir alegrías y tristezas, los dilemas de la vida misma y los sentimientos que muchas veces nos oprimen y superan.

No obstante, va más allá de un mero impulso. Se insiste en que además del deseo, es decir, del hecho de querer orar, también hay que saber orar y tener buena disposición para lograrlo. Por todo esto y más, se dice que la oración es poder.

Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.

Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.
La oración es poder
Fotografía de: Lukas

La oración es poder ¿DÓNDE RADICA ESTA AFIRMACIÓN?

Es de destacar que algunas de las cosas que hace tan poderosa a la oración son su práctica habitual, la conexión que implica con la divinidad, los innumerables beneficios que trae a tu vida y que pueden transformarla y, desde luego, el hecho de que va más allá de la religión, un ejemplo de ello lo ha dado el papa Francisco al reunirse con miembros de otras religiones en los que no ha faltado la oración común.

Además, éste asegura que el Espíritu Santo tiene presencia activa universal en todas las personas, en todas las religiones y especialmente en cada oración sincera que surge del corazón de cualquier hombre, cristiano o no. Afirma el papa: “Cada oración auténtica se encuentra bajo el influjo del Espíritu que intercede con insistencia por nosotros…” Podemos creer, en efecto, que cada auténtica oración es suscitada por el Espíritu Santo, el cual está misteriosamente presente en el corazón de cada hombre.

¿CÓMO LOGRAR QUE LA ORACIÓN SEA PODEROSA?

8 Recomendaciones y Beneficios para Nuestra Vida

1. Realízala con fe y buena actitud, esto es clave, la oración es un acto de fe, la convicción de aquello que no vemos. Rezamos a un Dios que no podemos ver. Manifestamos nuestra más ferviente fe cada vez que oramos porque confiamos en que Dios escuche y responda nuestras oraciones cada vez que acudimos a él para servirle y no esperando que él nos sirva, ésta es la buena actitud a la cual nos referimos.

2. Cuando somos más específicos en nuestras peticiones y las hacemos desde el conocimiento de su palabra, sólo así podrán ser respondidas nuestras peticiones expresadas a través de la oración y además será más fácil advertir que la respuesta está, siempre, frente a nosotros.

3. Aprendiendo a orar correctamente, con el conocimiento apropiado y un buen entendimiento sobre cómo obra Dios en nosotros y alrededor nuestro. Toma en cuenta que nadie es un experto en la oración pero debemos tratar de hacerlo cada día mejor, la idea es abonar ese diálogo intencional, personal y amoroso con Dios, dando nuevos pasos cada día. Orar frecuentemente nos permite alcanzar paulatinamente esa familiaridad con el creador, es así como lo hacemos partícipe de nuestra vida, aprendemos a hablar su lenguaje, podemos sentir su presencia y crecemos espiritualmente.

4. Cuando procuramos ver las cosas como Dios las ve, porque la visión de Dios es poderosa y va mucho más allá que la nuestra. La única forma de ser capaces de ver como Él es acercarnos lo más posible a ser como Él.

5. Siendo pacientes y persistentes, ya que no todas las respuestas llegan de forma inmediata, no siempre es el momento oportuno de nuestras vidas para recibir lo que estamos pidiendo en oración, cada cosa tiene su tiempo y su criterio; también es posible que esa espera forme parte de la voluntad de Dios para que lo conozcas mejor y obre en ti.

6. Ora desde un corazón verdaderamente arrepentido, un corazón que no guarde maldad, que busque genuinamente y no solo por cumplimiento. Pregúntate antes de orar, ¿cómo está tu corazón?, es decir, ¿qué motivaciones te mueven?, acaso ¿tus peticiones son egoístas, deshonestas y desleales? Todo aquello que estás pidiendo, todas las respuestas que necesitas deben estar, siempre, dentro de la voluntad de Dios.

7. Pide que se haga siempre su perfecta voluntad y no la tuya, el poder de Dios es infinito y responderá a nuestra oración abundantemente y, en algunos casos, más allá de nuestro entendimiento y de formas que no nos esperamos. La segunda disposición que debes tener, después de la necesidad de orar, es someter tu voluntad a la suya, ten la plena certeza de que Él sabe lo que es mejor para ti.

8. Desplegando nuestras peticiones hacia nuevos horizontes, por ejemplo, una vez que aprendemos a orar nos aproximamos cada vez más a sus planes y pedimos sabiduría para nuestro mejor entendimiento: pedimos mejor y conversamos mejor. Se pide la gracia de creer y responder según los planes de Dios.

Oración por la paz del mundo: Una necesidad en estos tiempos

VIDEO: ¿CÓMO ORAR Y QUE FUNCIONE? La oración es poder

La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción. Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

10 BENEFICIOS DE LA ORACIÓN EN NUESTRA VIDA

  1. Antídoto contra la ansiedad, un mal de estos tiempos, por eso la oración es poder
  2. Encontrar el propósito en nuestras vidas.
  3. Recibir la bendición y el poder de Dios.
  4. Fortalecer tu voluntad y alejarte de las tentaciones.
  5. Experimentar el amor incondicional de Dios.
  6. Recibir fortaleza espiritual a través de la práctica continuada del tiempo de oración.
  7. Entregar y elevar nuestras necesidades a Dios.
  8. Vivir en mayor plenitud y liberarte de cualquier atadura mental y/o espiritual que te esté impidiendo llevar una vida sana.
  9. Llenarte de esperanza, comienzas a disfrutar verdaderamente de la vida.
  10. Ayudarte a tomar buenas decisiones.

VIDEO: CLAMA A MI – LILLY GOODMAN

Te invitamos a leer: Oracion de la noche

Definitivamente, la oración es poder, ¿también lo crees así?

Lecturas recomendadas de la oración es poder

Por Yamile Delgado de Smith

La Oración es Poder: 8 Recomendaciones y Beneficios para la Vida

Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith es Doctora y Profesora titular Universitaria, escritora, articulista, investigadora acreditada, conferencista y desarrolladora de proyectos con un Postdoctorado en Educación. www.yamilesmith.blogspot.com Twitter: @yamiledesmith Instagram: @yamiledesmith

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top
Share via
Copy link
Powered by Social Snap